27 ene. 2009

Cuando los sistemas de control nos ayudan a crecer

A pesar de la idea genérica que se encuentra en las personas, sobre como el control es una forma de opresión o limitación de las personas, los sistemas de control pueden ser una de las herramientas más importantes que nos pueden ayudar a mejorar y crecer en los negocios.

Comencemos uniendo un simple criterio. El control es comparar nuestros resultados con nuestros objetivos, para determinar las causas de desvíos y corregirlas.

Esta simple definición nos aclara que para poder controlar se debe primero definir, cuál es nuestro objetivo? Cómo se lo medirá?
La generación de estas definiciones ya es un avance para todos, ya que al tener un objetivo en común es más fácil enfocarnos en alcanzarlo.

Luego nos vemos en la necesidad de medir los resultados, lo que nos lleva a otro tema importante. No es posible corregir algo que aun no sabemos su resultado, por lo tanto no hay necesidades de limitar a una persona que esta tratando de alcanzar el objetivo, solo porque creemos que de esa forma no se alcanza.

Finalmente tenemos que evaluar que sucedió, y como se puede mejorar, aquello que necesitamos que se mejore.

Entonces para controlar necesitamos saber que queremos lograr, como lo vamos a medir, y luego evaluar para poder mejorar.
Existen distintos sistemas de control, con miradas más o menos integradoras, pero eso será tema de otro post.

Otras lecturas recomendadas:

- Objetivos
- Definición de objetivos
- Lecciones del golf

1 comentario:

prodyweb dijo...

muy buenos datos compañero

Seguidores