2 jun. 2009

Venda su producto y regale una historia

Dentro del marketing, existen muchísimas estrategias y enfoques que se recomiendan seguir para atraer a los clientes y retenerlos. Se dice que existe un ciclo de vida de productos y hasta un ciclo de las estrategias.
Desde hace tiempo que se habla de que debemos venderles a nuestros clientes algo más que un producto o un servicio, debemos venderle una experiencia, debemos regalarle una historia.

Por qué debemos hacer esto?

Voy a recurrir a un viejo recurso qué implica involucralos a ustedes y sus recuerdos.
Piensen en sus vacaciones, y que recuerdan de ellas?
Seguramente se acuerdan de alguna salida en la que sucedío algo o muy lindo o desastroso. Y cuando ustedes cuentan esa historia, suelen mencionar el lugar?
Por ejemplo, fui a este hotel y me regalaron esto. Fuimos a tal casino y nos encontramos con este famoso. Fuimos a comer a un lugar que nos atendieron muy bien.

Fíjense cómo en todos estos casos ustedes no suelen recordar al hotel por la cama, al casino por juegos (aunque si pueden por el dinero), o al restaurant sólo por la comida.
Esto es porqué en todos esos lugares les ofrecieron llevarse una historia y un recuerdo, para que ustedes lo puedan transmitir y así conseguir más publicidad gratis y mayor reconocimiento.

Entonces ahora veamos, cómo podemos hacer para regalar una historia.

Lo primero que podemos hacer es utilizar nuestras experiencias para sacarles provecho. Si tenemos algún servicio, cómo los mencionados, hotel, restauran, casino. Podemos darnos cuenta que el lugar será recordado por la atención, los detalles, los regalos, o cualquier otra cosa que nos haya sorprendido (buena o mala). Entonces podemos ver que regalos podemos hacer cómo fotos de su visita, collares de bienvenida, y muchísimas otras cosas.

Sin embargo, si usted posee una empresa que vende productos físicos, y piensa que eso es imposible, piénselo 2 veces. El primer recurso que podemos tener es ofrecer productos complementarios al nuestro cómo un obsequio.
Recuerde que usted siempre puede ofrecerle algo a la persona para que lo recuerde. Si vende vinos, puede regalar la copa. Si vende zapatos, puede regalar el lustre. Si vende muebles puede regalar el flete.

Cuanto más practique ofrecer historias o experiencias para contar, más se dará cuenta las posibilidades que tiene, y que no siempre tienen que ser regaladas.

Yo les pregunto, ustedes se aseguran que los clientes los recuerden? cuando les ofrecieron algo extra?
Y qué historias les regalaron a ustedes que aun recuerdan?

Otras lecturas recomendadas:

- Asesoramiento profesional a través de los Blog
- Tres cosas que necesitas para conseguir más clientes

No hay comentarios:

Seguidores