18 jul. 2008

Soy mi producto

Es usual escuchar a cualquier empresario definir su empresa como una extensión de su propio producto. Y lamentablemente no hay forma de salvar a quien no quiere ser salvado.
Y por qué esta afirmación? porque quien se casa con su producto, muere con el.

Entonces, como puede uno presentarse? Uno puede presentarse por la necesidad que satisface al cliente. Ya que las necesidades son duraderas, a diferencia de los productos. Las necesidades aceptan varias formas de ser satisfechas, a diferencia de los productos. Y por sobre todas las cosas, un producto depende de una necesidad, pero la necesidad no depende del producto.

Por lo tanto, la próxima vez que se piense en como venderse y "catalogarse" piense en su futuro, piense en poder cambiar, y piense en que necesita el cliente. No piense en como hago para venderle este producto que ya no quiere, sino como puedo armar ese producto que si necesita.

No hay comentarios:

Seguidores